jueves, 10 de enero de 2013

EL PODER DE NUESTRAS PALABRAS

Leyendo sobre el texto de Juan José Millás: "La lengua madre", me paro a pensar en la poca importancia que damos  a calibrar el significado de nuestras palabras. Un impacto invisible y subjetivo. 
Como con las cosas que damos por supuestas, por habituales, las palabras se diluyen perdidas en una sopa de letras cuando nuestro único objetivo es la idea global, el impacto del conjunto. Sin valorar el peso de las palabras el fin se diluye, es más arduo, se esconde, o se desvía de su objetivo.
Armados con un ejército de vocablos aprendidos en la infancia, algunos dados de baja por el paso del tiempo y muy pocos de nueva incorporación, nos lanzamos a repetir y repetir, alternando el orden, la intensidad o la entonación. Rodeados de ese ejército que pocos alimentan. Las palabras habituales pierden brillo por su excesivo uso. Se transforman por completo gracias a los eufemismos sin cambiar su apariencia, se disfrazan de corderos siendo lobos, y se van contagiando así de boca en boca hasta que las pensamos y rememoramos su significado real.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Mi experiencia fue el escalón para subir al atril de formador. Desde entonces creo e imparto contenidos formativos sobre marketing, comunicación y desarrollo de habilidades personales.
¿En qué te puedo ayudar?


Licencia Creative Commons

Licencia de Creative Commons
El Blog de Gulliveria Comunicación by Clyo Gulliveria is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://gulliveriacomunicacion.blogspot.com.es/.

Redacción de Contenidos con Personalidad